ACERE condena el intento del senador Rubio de intimidar y acosar a Puentes de Amor

Mientras que los cubano-americanos y otros salieron a las calles de Miami el 31 de julio para oponerse al embargo de más de 60 años de Estados Unidos contra Cuba, el senador Marco Rubio decidió revivir uno de los momentos más feos y vergonzosos de la historia de Estados Unidos cuando eligió participar en tácticas McCarthyistas y lanzar una campaña contra los ciudadanos estadounidenses que exigen la diplomacia y el diálogo constructivo con Cuba, en lugar de continuar con la fallida política de aislamiento y castigo. 

En lugar de reconocer el pluralismo político dentro de la comunidad cubano-americana y los profundos debates en todo el país sobre la política de Estados Unidos hacia Cuba, el senador Rubio pidió al FBI que investigara a la organización Puentes de Amor por actuar supuestamente como un agente no autorizado del gobierno cubano y tratar de interferir en los procesos políticos de Estados Unidos. Este descarado intento de intimidar y acosar a uno de los movimientos más eficaces en promover el diálogo pacífico y la diplomacia con Cuba es vergonzoso, sin fundamento y una amenaza para todos los que no estamos de acuerdo con las políticas de nuestro gobierno contra el pueblo cubano diseñadas para provocar hambre, desesperación económica y una constante crisis humanitaria.

Los comentarios del senador Rubio no son más que ataques de desprestigio contra quienes no estamos de acuerdo con sus opiniones y políticas. El principal objetivo de la campaña de persecución del senador Rubio es el veterano de la guerra de Irak Carlos Lazo, fundador de Puentes de Amor.  A Lazo se le acusa de coordinar las protestas contra las sanciones impuestas por Estados Unidos, con el gobierno cubano, simplemente porque el Sr. Lazo fue recibido en La Habana por el presidente Miguel Díaz-Canel.  Carlos Lazo ha intentado, hasta ahora sin éxito, conseguir una reunión similar con el presidente Biden. Lazo -que es ciudadano estadounidense- llama a su país de nacimiento, Cuba, su matria y a Estados Unidos, su país de adopción, su patria.

Durante años, Lazo ha liderado o formado parte de movimientos que se oponen al embargo y a la imposición de sanciones por parte de Estados Unidos. Según la definición del senador Rubio, cualquier ciudadano o entidad que no esté de acuerdo con la política exterior de Estados Unidos y se organice contra ella se considera una amenaza para la nación.  El hecho de que un senador estadounidense se dedique a una táctica tan vergonzosa, infundada e inmoral para atacar y silenciar a los ciudadanos que se manifiestan a favor de la paz y rechazan la política del conflicto y la guerra debería preocuparnos a todos.

El Sr. Lazo, veterano de guerra y profesor en Seattle, ha demostrado un extraordinario compromiso con la causa de la paz entre Estados Unidos y Cuba. Durante el punto álgido de la pandemia, fue en bicicleta de costa a costa desde el estado donde reside, Washington, hasta Washington D.C., para llamar la atención sobre las terribles condiciones en Cuba causadas por la pandemia de COVID-19 y para pedir al Presidente Biden que cumpliera sus promesas electorales de volver a la política de distensión con La Habana. También encabezó una caminata de Puentes de Amor desde Miami hasta Washington D.C. en 2021 para denunciar los efectos nocivos del embargo estadounidense sobre Cuba y el pueblo cubano, en medio de una de las peores crisis económicas y humanitarias en años  El ex senador Jeff Flake (R-AZ) señaló que el Sr. Lazo es un veterano de guerra condecorado que está profundamente afectado por las equivocadas y crueles políticas de su gobierno -el de Estados Unidos- que le impidieron ver a sus hijos y a su familia en Cuba. Desde julio de 2020, Puentes de Amor ha inspirado caravanas mensuales que han tenido lugar en ciudades de todo el país, pidiendo la normalización de las relaciones. Con todas estas acciones, el Sr. Lazo ha conseguido decenas de miles de seguidores entre la comunidad cubano-americana y el público estadounidense en general. 

La campaña de difamación y de miedo del senador Rubio es un intento de ocultar una verdad mayor, que es que el Sr. Lazo y Puentes de Amor están desafiando con éxito las políticas bipartidistas dirigidas por la administración actual y las anteriores que son ineficaces, crueles y no están en sintonía con lo que la mayoría de los ciudadanos estadounidenses apoyan cuando se trata de la política de Estados Unidos hacia Cuba.  

ACERE hace un llamado a los funcionarios electos, a los electores y a quienes consideran condenable el abuso de poder del senador Rubio para que le exijan el cese inmediato de su campaña de desprestigio e intimidación contra el Sr. Lazo y Puentes de Amor. Para aquellos interesados en unirse a la próxima caravana mensual en una ciudad cercana para denunciar el embargo estadounidense y apoyar el compromiso con Cuba, visite la página de Facebook de Puentes de Amor.



Similar Posts